martes, 19 de agosto de 2008

Santa Rosa de Lima - Quives


El diario El Comercio - Perú, nos deja interesantes detalles de la casa de Santa Rosa de Lima en su estancia en Quives
Haz clic aqui para saber los detalles.

..................................................................................................

DESTINO DE TRADICIÓN
Al encuentro de nuestra historia
SANTA ROSA DE QUIVES, LUGAR QUE ATESORA CULTURA Y FE, NOS MUESTRA LO MEJOR DEL CAMPO A SOLO UNOS MINUTOS DE LA CIUDAD" alt="Imagen de la nota" width="486" />
Por Jimena VillavicencioCada 30 de agosto son miles los fieles que se aglomeran en la carretera hacia Canta con un solo fin: visitar el lugar donde vivió Isabel Flores de Oliva, más conocida como nuestra Santa Rosa limeña. Es en esta fecha cuando el pueblo de Santa Rosa de Quives se llena de algarabía y de turistas. Sin embargo, dicho destino tiene sorpresas por doquier para ofrecer a propios y extraños. No en vano los verdes paisajes y la buena sazón de la zona se tornan cada vez más reconocidos. Y es que encontrar un rincón de paz tan cerca de nuestra bulliciosa capital es símbolo de festejo y merece ser mencionado.
MUCHO QUE OFRECERDesde siempre, el pueblo de Quives --antiguamente llamado Quivi-- no era más que un rincón de paso cuando uno se disponía a dirigirse hacia Canta. Sin embargo, en la medida en que uno empieza a dejar la avenida Túpac Amaru y se interna en la carretera hacia Canta (si bien es cierto, bastante ajetreada e infernal) los sembríos aparecen ante nuestros ojos y ese tono gris, propio de la capital, es cambiado por un brillo solar que dista sobremanera de estos días invernales.
Son siete los distritos que forman la provincia de Canta y solo uno era siempre el que se llevaba las palmas del público. Injusto para un rincón como este. Así, pues, desde ahora una visita a Quives debe comenzar por una parada obligatoria por los recintos de El Altillo, restaurante que ofrece un apanado digno del paladar de un rey, y un cebiche de trucha que resulta idóneo de un valle fértil. "El secreto es de mi suegro, y a pesar de que cerramos por varios años, aún vienen para preguntarnos por este plato que se ha convertido en la especialidad de la casa", nos cuenta Angélica de Sac, dueña del establecimiento.
Con el estómago lleno y los ojos chispeantes por el paisaje uno sigue la ruta por el tramo engorroso para luego de unos minutos encontrarnos con una plazoleta pequeña y humilde, pero con orgullo engalana Yangas, otro distrito que guarda dentro de sus calles una serie de centros campestres, tales como el llamado Nelson, que presta servicios de hospedaje y una extensa área para acampar. Con ello, los jóvenes y familias enteras no requieren marcharse hasta Obrajillo para encontrar lugares de paz. Eso sí, las instalaciones son sencillas, pero ideales para un fin de semana en búsqueda de tranquilidad.
PUNTO DE ARRIBOEs casi de una hora el tiempo que pasa desde que se abandona el centro de la ciudad y se llega hacia el mismo pueblo de Santa Rosa de Quives. "Es desde aquí donde los visitantes encuentran más de un lugar por descubrir. La protagonista desde luego es la casa en donde Santa Rosa de Lima vivió y la iglesia donde fue confirmada", nos cuenta Flor Alzamora, digna representante del pueblo y secretaria de la novísima asociación de servicios turísticos de la localidad.
Como nos comentan los guías de la zona, el lugar fue bautizado de esa manera por el nombre que poseía --Quivi-- y en homenaje a Isabel Flores de Oliva, quien pasó diez años de su niñez y adolescencia en el pueblo. Es aquí donde la santa hacía penitencia y donde pudo reafirmar su religión. La ermita, el pozo de los deseos y la iglesia son lugares obligatorios. No olvide escribir su carta y dejarla caer hacia lo profundo del foso con mucha fe. Tenga en cuenta que no existe costo de entrada en esta suerte de santuario, pero sí hay un pago por si desea estacionar dentro del establecimiento.
A tan solo unas cuadras está la recién estrenada Plaza de Armas (la ceremonia fue el domingo), que lleva el nombre de la santa. Este es otro lugar para conocer y desde ahí también escoger algún lugar en donde comer y saciar la sed. Recuerde que los platos típicos son la pachamanca, la trucha y el cuy. La mayoría de establecimientos goza de buena calidad, pero nunca está de más hacer una pequeña evaluación visual del lugar.
Por nuestra parte le recomendamos El Boliche, Laguna Azul, Mi Chabelita, Don Rolando, La Cabañita de Don Oscar, entre otros.
Sin embargo, un centro que sorprende es el Country Club de Santa Rosa de Quives, que si bien es cierto es privado, puede conseguir que lo inviten a conocer sus extensas hectáreas (vea el video en nuestra web) en donde sus piscinas, su verdor y sus variados servicios lo sorprenderán y le dejarán con un gustito de querer siempre volver a este Quives antes tan dejado de lado.
De regreso, los petroglifos de Checta y sus casi cuatro mil años de antigüedad reclaman ser vistos. Gracias a una caminata de casi 25 minutos uno puede arribar a los primeros vestigios que poseen dibujos con aves, hombres, arañas y seres mitológicos. Un rincón cercano imposible de perderse. Es necesario aclarar que la locación se encuentra casi en abandono y requiere con urgencia un plan de mantenimiento por parte del INC.
CONSEJOS PARA LA FECHAEs natural que uno intente visitar la zona el 30 de agosto. Sin embargo, es imposible dejar de mencionar que el lugar sobrepasa su capacidad y los servicios se vuelven un tanto imposibles. Por ello, si está pensando quedarse a dormir haga su reservación con tiempo y no lo deje a la suerte. También, intente arribar lo más temprano posible para no toparse con el tráfico posterior. De esta manera podrá terminar la visita a la casa de Santa Rosa de Lima hacia la media tarde para salir rápido y aprovechar en un destino campestre de la zona.
ALLÁ VAMOSCómo llegar: Tome la carretera que se inicia en el kilómetro 22 de la avenida Túpac Amaru, distrito de Carabayllo. O si desea, al frente de la UNI hay buses que lo llevan desde S/.7.
Altitud y clima: Quives se ubica a 930 m.s.n.m. y suele contar con temperaturas cálidas y un ambiente seco.
Presupuesto: Por día e incluyendo movilidad y comida, más de S/.50 es difícil que gaste.

1 comentario:

cesar dijo...

Hola Deseo colaborar en el conocimiento del valor historico cultural y religioso de esta tierra bendita por santa rosa de lima, y la labor social que realizó desde el año 1963 el Padre Manuel Caneiro, movido por la fe El pueblo de Quives y el santuario de santa rosita es ahora una realidad, y ojala nos podamos unir todos los devotos de la Patrona de america y filipinas para que el proyecto de perigrinacion del padre manuel Caneiro se haga realidad ....Visite este Link
http://www.tuttymoran.com/santarosadequives/centro.htm